Cuando ya no tengan más usos para tí, deposítalo en las papeleras amarillas que encontrarás en las puertas de los edificios, en los interiores, además de los contenedores de gran capacidad situados en los alrededores de los edificios. De esta manera reciclamos y recuperamos una materia prima.

Captura1

Captura2