Transformar la materia orgánica que se deshecha en las cafeterías del campus y restos de poda de jardinería de la Universidad Miguel Hernández en abono para jardinería.

Este es el proyecto medioambiental, en consonancia con lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en el que participa el Vicerrectorado de Infraestructuras, el Vicerrectorado de Inclusión, Sostenibilidad y Deportes, el Departamento de Agroquímica y Medio Ambiente, el Área Ambiental y Desarrollo Sostenible y la Cátedra de Nueva Transición Verde. 

El proceso comienza con la recogida, separación y pesaje de los residuos generados en las cafeterías del Campus de Elche. La parte orgánica es transportada a la zona de compostaje donde se llevará a cabo la transformación de los residuos orgánicos en compost, mediante un proceso bioxidativo controlado llevado a cabo por microorganismos.

La aplicación final del compost obtenido mejorará las características físicas, químicas y biológicas del suelo, tales como la resistencia a la sequía, la retención del agua, el suministro de nutrientes a las plantas...

El objetivo de la Universidad Miguel Hernández  es conseguir que toda la materia orgánica que se genera no se transforme en residuos que puedan  acabar en un vertedero. Sino que los restos, como la comida desechada, puedan ser útiles y entren  varias veces en un ciclo de economía circular.