Bolsas Biodegradables con Residuos de Chufa

AddThis Social Bookmark Button
Investigadores de la UMH desarrollan un proyecto para fabricar bolsas biodegradables con residuos de chufa.

El grupo de investigación sobre Industrialización de Productos de Origen Animal (IPOA) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha desarrollado un proceso industrial para recuperar el almidón procedente del residuo de la elaboración de la horchata de chufa para la fabricación de bolsas de plástico biodegradables.

 

Con este trabajo, los investigadores de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (EPSO) de la UMH han logrado aprovechar un subproducto industrial, sin ningún uso hasta la actualidad, para la fabricación de bolsas respetuosas con el medio ambiente. El proceso desarrollado permite extraer el almidón de la chufa y producir un termoplástico biodegradable denominado gránulo. Este material se somete a un proceso de extrusión mediante el que se fabrica el 'film' a partir del cual se realizan las bolsas biodegradables.

Esta investigación de la UMH busca contribuir de forma activa en la reducción del impacto medioambiental a través de la potenciación del uso de las bolsas biodegradables. Al acabar su vida útil, las bolsas elaboradas a partir del almidón de chufa podrían ir con la basura orgánica para así formar parte del proceso de compostaje para la obtención de abonos.

El subproducto de la elaboración de la horchata de chufas constituye un residuo industrial sin valor comercial, por lo que las bolsas fabricadas a partir del almidón recuperado del subproducto de la horchata de chufa resultarían más baratas que las que se realizan actualmente con almidón de patata o de cereales como el arroz o el trigo. Además, la chufa contiene el doble de almidón que la patata y, según datos facilitados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen 'Chufa de Valencia', en la campaña 2007/2008 se produjeron 4,2 toneladas de residuo de chufa del que podrían recuperarse alrededor de 2,5 toneladas de almidón para fabricar 1.500.000 de bolsas biodegradables al año.

El grupo de investigadores que ha llevado a cabo este proyecto está formado por cinco profesores de la UMH: José Ángel Pérez Álvarez, Juana Fernández López, Esther Sendra Nadal, María Estrella Sayas Barberá y Casilda Navarro Rodríguez de Vera; y los becarios: Elena J. Sánchez Zapata, Manuel Viuda Martos y Ana María Martín Sánchez y Evangélica Fuentes Zaragoza.

Parte de este trabajo se engloba dentro de las tesis que están realizando las doctorandas Elena Sánchez y Evangélica Fuentes bajo la dirección del profesor de la UMH José Ángel Pérez Álvarez. El proyecto de estas dos investigadoras ha sido premiado en la VII edición del certamen Innova-Empresa de Ideas Empresariales de la Universidad Miguel Hernández en la categoría Medio Ambiente.